Esa enfermiza ideologia llamada antisionismo


Seguramente habrás oido decir la siguiente frase, “yo no soy antisemita, solo antisionista“, en multitud de ocasiones y a modo de vergonzante disculpa de personas que evidencian un odio furibundo contra Israel y a duras penas consiguen evidenciar su antisemitismo.

¡¿Sólo?!

Y lo afirman sin sonrojo. ¡Cómo si alguien se manifiesta como “solo” anti argentino, o “solo” anti español, o “solo” anti congoleño y pretendiera dejar de ser un xenófobo o no lo considerara motivo de vergüenza y muestra de patente intolerancia!

Llama la atencion que el antisionismo es la unica ideologia o el unico pensamiento que se fundamenta en la negacion de los derechos de un pueblo especifico y determinado: el pueblo judio y sus legitimos anhelos nacionales. Esto de por si deslegitima desde el punto de vista moral la defensa del antisionismo.

Pero es que la cosa no se queda ahí, el antisionismo es el odio a que los judios tengan derechos, y el odio es fuente de violencia, y la violencia engendra guerras y terrorismo. Y esta correlacion se cumple en Oriente Medio con pasmosa cotidianeidad. Muchas guerras antisionistas se han iniciado desde el nacimiento de Israel que buscaban la desaparicion del estado hebreo. En 1948 el Eje arabe-palestino, vulnerando la Res. 181 de la ONU, inició una guerra de exterminio felizmente perdida por ellos al grito de “¡Echemos a los judios al mar!”. De haber perdido aquella guerra Israel, su poblacion habria sido exterminada y expulsada originando una autentica limpieza etnica de judios en la tierra de Israel. Afortunadamente no fue así y el antisionismo fue aplastado dando lugar a la unica democracia de Oriente Medio. Aquella no fue la unica guerra antisionista, por desgracia otras más fueron iniciadas por los paises arabes y los representantes palestinos siempre con la intencion de exterminar al estado hebreo, y todas ellas, afortunadamente fueron vencidas, habitualmente en inferioridad de condiciones, por el valiente estado de Israel

Cañones de ocho estados árabes: Sudán, Argelia, República Árabe Unida (luego Egipto), Arabia Saudita, Jordania, Irak, Siria y Líbano. 
Diario libanés 
Al-Jarida , 31 de mayo de 1967. Imagen de https://www.jewsandothers.com/cartoons/

¡¿ Y qué decir de la brutal y perenne violencia terrorista antisionista que azota la region incluso antes del nacimiento de Israel?! Este tipo de violencia ya era practicada en los años 20 del siglo pasado, incluso antes, para atemorizar y expulsar a los judios de la zona: matanzas en 1921, la huelga general de 1933/39, tuvieron sus herederos en los fedayin es de los años 50 a los que sigueron Fatah que dió lugar a un tsunami de violentas organizaciones terroristas que perduran hasta nuestros dias: FPLP, FDLP, Hamas, Yihad Islamica, Hezbulah, etc, etc

Y toda esta violencia y horror ha sido respaldada por algunas de las peores dictaduras, (igualmente antisionistas) del mundo: desde el delirante regimen Irani, hasta el sangriento Assad en Siria, el fallecido tirano Gadafi, etc, etc que han regado de sangre propia y ajena no pocos rincones del mundo. Es dificil encontrar un estado autenticamente democratico que sea “solo” antisionista.

No los hay

Y para vergüenza de los “solo” antisionistas la mismísima IRHA define al antisemitismo como un fiel reflejo del antisionismo enumerando algunas de las características que por una innegable relación comparten como:

Negar al pueblo judío su derecho a la autodeterminación, por ejemplo, al afirmar que la existencia de un Estado de Israel es un esfuerzo racista.”

Pero no es la unica, son varias las coincidencias del antisemitismo con las acusaciones típicas de los “solo” antisionistas:

“Aplicar un doble rasero exigiéndole un comportamiento no esperado ni exigido de ninguna otra nación democrática”

Acusar a los judíos como pueblo, o a Israel como estado, de inventar o exagerar el Holocausto

Usar los símbolos e imágenes asociados con el antisemitismo clásico (por ejemplo, afirmaciones de judíos que mataron a Jesús o libelo de sangre) para caracterizar a Israel o los israelíes.

Hacer comparaciones de la política israelí contemporánea con la de los nazis.

Por pura lógica, resulta del todo imposible ser “solo” antisionista y no ser antisemita. No hay nada de bonito ni digno en el antisionismo y es por ello que todos los demócratas del mundo deben luchar para ser erradicado de cualquier lugar del mundo como la enfermiza ideologia de odio que es.

Ayudanos a conseguirlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: